Categoría: Sin categoría

¿Qué es un análisis de balances y qué importancia tiene para las empresas?

El análisis de balances forma parte del estudio y análisis del estado financiero de una empresa. Permite evaluar aspectos relativos a la solvencia de la compañía, la capacidad para generar beneficios y liquidez, el nivel de endeudamiento o la gestión de las inversiones. Por lo tanto, se trata de un proceso que hay que llevar a cabo cada determinado período de tiempo. En este blog te vamos a explicar qué es y cómo se hace un análisis de balances.

¿Quieres ser un experto en contabilidad? Fórmate con la Maestría Internacional en Contabilidad Avanzada con especialización en Análisis de Balances.

¿Qué es el análisis de balances?

El análisis de balances consiste en el análisis de los recursos de una empresa, de su capacidad para generar beneficios, del grado de capitalización y del equilibrio financiero, entre otros. Se lleva a cabo a partir de los balances de situación históricos de los dos o tres últimos años de la empresa. No obstante, también se recomienda realizar un análisis de las previsiones futuras para saber hacia dónde se dirige la empresa.

Así pues, el análisis de balances permite conocer los siguientes aspectos:

  • Rentabilidad de la empresa; es decir, su capacidad para generar beneficios.
  • Liquidez; es decir, la capacidad de la empresa de atender a los pagos a corto plazo a través de su proceso de producción, ventas y cobros.
  • Coherencia de la estructura y nivel de endeudamiento de la empresa, así como el gasto financiero.

Este análisis es muy útil para las empresas, ya que proporciona una imagen instantánea de su situación económica. Además, sirve para identificar los riesgos de la compañía y para mejorar la toma de decisiones y el diseño de estrategias de desarrollo y crecimiento sostenibles y rentables. Cabe destacar que, para que este análisis sea realmente útil, hay que realizar una interpretación precisa de los datos obtenidos. Este análisis se debe hacer, como mínimo, cada semestre, aunque muchas empresas prefieren hacerlo mensualmente.

Métodos de análisis financiero

Para realizar el análisis de balances hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Fiabilidad de los datos.
  • Normas de valoración utilizadas en partidas.
  • Composición y calidad de las masas patrimoniales.
  • Efecto de la inflación en las cuentas anuales.
  • Criterios contables del país al que pertenece la empresa.
  • Zona geográfica en la que opera la empresa.
  • Tamaño de la empresa.

Los métodos de análisis financiero son procedimientos empleados para simplificar, separar y reducir los datos descriptivos y numéricos de los estados financieros. Normalmente, el análisis de los Estados Financieros hace referencia al cálculo de las razones para evaluar el funcionamiento de la empresa en el pasado y en el presente y realizar una proyección futura. Para realizar un análisis de balances hay que emplear alguno de los métodos de análisis financieros.

Estados financieros

1. Balance General

El Balance General recoge información sobre los activos que tiene la empresa; es decir, sus recursos fijos (maquinaria, mobiliario, edificios, etcétera) y sus recursos a corto plazo (existencias, tesorería, etcétera). Por otro lado, también recoge información sobre los pasivos; es decir, el endeudamiento de la empresa a corto y largo plazo. Finalmente, recoge el patrimonio neto de la empresa; es decir, las aportaciones de socios junto con la suma de los beneficios acumulados. Esto proporciona una idea acerca de la solvencia de la empresa y se puede utilizar para el análisis de previsiones.

2. Cuenta de pérdidas y ganancias

La Cuenta de pérdidas y ganancias tiene en cuenta la facturación de los productos o servicios de una empresa, así como los gastos que esta ha tenido en un período de tiempo determinado con el objetivo de obtener el beneficio o pérdida. Esta Cuenta permite nutrir el Balance General con liquidez si hay beneficios, o drenarlo si hay pérdidas.

 

 

Las fases del proceso de selección de personal

El proceso de selección de personal empieza cuando hay una vacante que se debe ocupar o cuando el reclutador encuentra un currículum interesante y contrata al nuevo compañero de trabajo. Elegir los empleados es fundamental para la organización, ya que son ellos quienes ayudan a cumplir con los objetivos y las metas planteadas por la empresa. Si quieres aprender más sobre el proceso de selección de personal, fórmate con la Maestría Internacional en Gestión de Recursos Humanos por Competencias.

¿Qué es la selección de personal?

La selección de personal es el proceso que se sigue para contratar a un empleado. Este proceso es la herramienta que aplica la dirección de la empresa para diferenciar aquellos que están cualificados de los que no lo están. Para hacerlo utilizan diferentes técnicas. En general, el objetivo de llevar a cabo el proceso de selección de personal es elegir al candidato más valioso para la organización.

La diferencia entre reclutamiento de empleados y selección de personal

El reclutamiento es una actividad para establecer contacto entre empleados y solicitantes, con ele objetivo de reunir un gran número de candidatos para un solo puesto de trabajo. El reclutamiento anima a los empleados a luchar por un puesto de trabajo. Por último, para que el proceso de contratación valga la pena, las necesidades de la organización deben ajustarse a las necesidades de los candidatos.

Por otro lado, la selección de personal se trata de un proceso para elegir a los empleados más competentes. Así pues, el objetivo principal de este proceso es elegir a los candidatos adecuados para la organización. Una selección de personal adecuada, ayuda a la empresa a realizar el trabajo de manera efectiva, ya que rechaza a aquellos candidatos que no son adecuados.

Fases del proceso de selección de personal

El proceso de selección de personal debe cumplir el objetivo de encontrar un equilibrio en la empresa para aumentar la productividad. Para realizarlo, existen una serie de etapas que conducen a tal selección.

  1. Definición de las necesidades del personal. El primer paso es valorar las necesidades que tiene la empresa. De esta manera, podrá valorar si necesita nuevos empleados o si las puede satisfacer con la plantilla actual.
  2. Elaboración del perfil del candidato. Según el puesto que se debe cubrir, se elaboran unos requisitos, conocimientos y competencias que debe tener el candidato en cuestión.
  3. Realizar la convocatoria. En esta fase la empresa empieza a buscar candidatos a través de distintos medios: prensa, radio y redes sociales.
  4. Preselección. Cuando ya han recibido suficientes currículums, empiezan a preseleccionar aquellos perfiles que se adecuan más a la compañía.
  5. Selección. En esta etapa se entrevista a los candidatos y se le aplican distintas pruebas de selección. Los que superan todas las pruebas, se enfrentan a la entrevista final.
  6.  Toma de decisión. Después de realizar los pros y contras de los candidatos, se elige el perfil más adecuado para el puesto de trabajo.
  7. Contratación. Se discuten las condiciones del contrato: sueldo, funciones a realizar, la jornada laboral… Una vez esté todo claro, se procede a la firma.
  8. Incorporación. El nuevo empleado empieza a trabajar acompañado por otro empleado que le enseña todo lo que debe hacer. De esta manera, también se pueden detectar posibles necesidades de formación.
  9. Seguimiento. Se realiza un seguimiento a medio y largo plazo del trabajador para valorar la eficacia del proceso de selección de personal y realizar los cambios que sean necesarios.

#iguru_soc_icon_wrap_61f4e202f2c3d a{ background: transparent; }#iguru_soc_icon_wrap_61f4e202f2c3d a:hover{ background: transparent; border-color: #7cbc61; }#iguru_soc_icon_wrap_61f4e202f2c3d a{ color: #7cbc61; }#iguru_soc_icon_wrap_61f4e202f2c3d a:hover{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c6d1{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c6d1:hover{ color: #7cbc61; }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c6d1{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c6d1:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c852{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c852:hover{ color: #7cbc61; }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c852{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c852:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c933{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c933:hover{ color: #7cbc61; }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c933{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c933:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c9e4{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c9e4:hover{ color: #7cbc61; }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c9e4{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61f4e202f2c9e4:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }