Categoría: Medio Ambiente

¿Cómo son las empresas sostenibles?

En los últimos años se ha puesto en manifiesto la necesidad de aplicar cambios en el modelo económico y de negocio que conduzcan hacia un mercado formado por empresas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente y con los derechos humanos. El objetivo es conseguir un equilibrio justo e igualitario a nivel social, con el menor impacto posible sobre el planeta. Una empresa es sostenible cuando es capaz de crear valor económico y social a largo plazo, minimizando el daño causado al medio ambiente y contribuyendo en el fomento del bienestar de las regiones y las comunidades donde operan.

¿Quieres aprender a implementar procesos sostenibles en tu empresa y mejorar tus habilidades de liderazgo? Fórmate con la Maestría Internacional en Liderazgo, RSC y Sostenibilidad.

¿Qué es la sostenibilidad empresarial?

Las empresas sostenibles crean valor económico y social a medio y a largo plazo a través de prácticas que contribuyan a mejorar el bienestar de las comunidades y de las regiones donde tiene lugar su actividad. Los procesos empresariales de este tipo de compañías tratan de reducir al máximo el impacto negativo que puedan tener en el medio ambiente. Además, el desarrollo empresarial sostenible no tiene por qué buscar la rentabilidad; sino el reparto equitativo de los recursos y las ganancias de las empresas.

Las empresas sostenibles tienen una clara ventaja competitiva sobre aquellas que aún no han teñido de verde su marca. Sin embargo, esto también genera cierta polémica, conocida bajo el nombre de “green washing”. Este concepto hace referencia a aquellas compañías que disfrazan su actividad de “sostenible” como parte de su estrategia de marketing, únicamente con el objetivo de publicitarse y hacerse un hueco en un mercado cada vez más concienciado de la importancia de cuidar el planeta en el que vivimos y las personas que lo habitan.

La sostenibilidad empresarial es muy importante, ya que quienes más influyen en la toma de decisiones de la sociedad, lo que incluye también las decisiones políticas, son las grandes empresas, las multinacionales y sus directivos. El compromiso de las organizaciones es clave para garantizar un futuro sostenible e igualitario.

¿Cómo son las empresas sostenibles?

Las empresas sostenibles comparten algunas características en común, que enumeramos a continuación:

  • Controlan el consumo energético y promueven hábitos orientados a reducirlo.
  • Tratan de reducir la huella ambiental mediante la medición del impacto que tiene la actividad de la empresa en el entorno que la rodea.
  • Operan en mercados que fomentan el comercio justo.
  • Colaboran con acciones sociales a través de entidades y asociaciones que velan por el cuidado del medio ambiente y la defensa de los derechos humanos.
  • Reciclan, reducen y reutilizan, especialmente las empresas que generan una mayor cantidad de residuos. La gestión de este tipo de productos es esencial para caminar hacia un futuro sostenible. La economía circular es imprescindible.
  • Aprovechan las nuevas tecnologías para digitalizar algunos procesos que permiten reducir los costes y el uso de recursos. Por ejemplo, hay empresas que imprimen muchos documentos, que podrían utilizarse de la misma forma en formato digital.
  • Fomentan la sostenibilidad a través de pequeños cambios: realizando acciones sostenibles orientadas a los clientes, fomentado el uso de transportes públicos y vehículos sostenibles, aplicando diseños ecológicos, etcétera. También tratan de concienciar a los trabajadores a través de programas de educación y formación ambiental.

La importancia de la Responsabilidad Social Corporativa para la sociedad

La Responsabilidad Social Corporativa es uno de los pilares básicos para muchas empresas, sobretodo para las que operan en grandes mercados y tienen un firme compromiso con la sociedad y con sus trabajadores. Se trata de una forma de proceder de las empresas que valora el impacto que su actividad empresarial tiene en el entorno que les rodea; tanto para sus clientes y empleados, como para la sociedad y el medio ambiente.

Amplía tu formación en materia de liderazgo y políticas sociales y de sostenibilidad con nuestra Maestría Internacional en Liderazgo, RSC y Sostenibilidad. Fórmate para ser un/a líder y aprende a dirigir empresas socialmente responsables.

¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa?

La Responsabilidad Social Corporativa es una práctica de las empresas que consiste en implementar políticas y acciones diversas orientadas a defender y promocionar los derechos humanos, la protección del medio ambiente, etcétera. También trata de optimizar los procesos empresariales para hacerlos más sostenibles, así como mejorar las condiciones laborales de los empleados de la compañía, entre otros. Se trata, de forma general, de reducir al máximo el impacto negativo que la actividad de la empresa pueda tener en su entorno.

La globalización, que en su momento fue percibida como una promesa de un futuro brillante, ha sido la causa de muchos problemas a nivel mundial: pobreza, cambio climático, aumento de las desigualdades, superpoblación de ciudades, gentrificación y un largo etcétera. Este fenómeno ha favorecido el aumento de poder de las empresas frente a los Estados, la disminución de los derechos humanos en favor del comercio internacional, la deslocalización y la privatización de servicios básicos, como la sanidad o la educación. Las empresas que son conscientes del daño que ocasionan al planeta Tierra y a sus habitantes son las que optan por equilibrar la balanza y dirigir acciones que beneficien a la sociedad y al medio ambiente. Estas son las organizaciones percibidas como socialmente responsables.

Por lo tanto, la Responsabilidad Social Corporativa está presente en los siguientes ámbitos:

  • Derechos humanos.
  • Condiciones laborales y prácticas de empleo.
  • Protección de la salud.
  • Sostenibilidad y cuestiones medioambientales.
  • Lucha contra el fraude y la corrupción.
  • Defensa de los intereses de los consumidores.

Principios de la RSC

1. Cumplimiento de la legislación

Las empresas tienen que comprometerse a cumplir la legislación. Esto se aplica a las políticas de protección del medio ambiente y de comercio, pero también a la legislación que concierne al mantenimiento de unas condiciones laborales óptimas y adecuadas a cada puesto de trabajo. Las organizaciones no pueden actuar en contra de lo establecido por la normativa y las Leyes vigentes en cada territorio; deben promover las medidas de protección al medio ambiente y el consumo responsable de toda la sociedad.

2. Globalidad y transversalidad

La Responsabilidad Social Corporativa trata de que las empresas se comprometan con las causas sociales y medio ambientales que afectan a toda la población. No se trata de mejorar las condiciones de determinados grupos de personas, sino de implementar acciones orientadas a mejorar el contexto general en el mayor territorio posible. La RSC, por lo tanto, tiene que tomar partido en el área de la educación y la formación, la investigación, la ciencia y la tecnología; además de fomentar la cooperación entre diversos sectores.

3. Ética y coherencia

Las organizaciones tienen que ser transparentes por lo que respecta a sus prácticas internas y externas. Las pautas y principios establecidos en las políticas y códigos de valores de las empresas tienen que ser comunicados siguiendo una estructura y una narrativa coherente. Asimismo, las prácticas de negocio que se lleven a cabo deben ser éticas desde un punto de vista social y no discriminar por razones de género, sexo, origen racial, religión u otros.

4. Gestión de impactos

Todas las organizaciones tienen que responsabilizarse de sus acciones y establecer procesos para disminuir al máximo el impacto negativo de su actividad empresarial. Ninguna sociedad puede tener unas condiciones óptimas de vida si el entorno que les rodea está dañado. Por esta razón, las empresas socialmente responsables deben dirigir acciones orientadas a gestionar el impacto social y medio ambiental que generan.

5. Satisfacción de las necesidades

Las empresas socialmente responsables tienen que velar por satisfacer las expectativas y las necesidades de la sociedad, de sus trabajadores, de sus clientes y proveedores, así como de otros agentes que intervengan en la cadena de producción. Para ello, las empresas también deben implementar procesos de autoevaluación que les permitan identificar sus cualidades y debilidades, detectar oportunidades de mejora y establecer medidas correctivas. Por otro lado, las organizaciones también deben velar para mejorar las relaciones internas y externas de las empresas.

 

 

#iguru_soc_icon_wrap_61af76e44edde a{ background: transparent; }#iguru_soc_icon_wrap_61af76e44edde a:hover{ background: transparent; border-color: #7cbc61; }#iguru_soc_icon_wrap_61af76e44edde a{ color: #7cbc61; }#iguru_soc_icon_wrap_61af76e44edde a:hover{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee131{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee131:hover{ color: #7cbc61; }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee131{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee131:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee2c2{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee2c2:hover{ color: #7cbc61; }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee2c2{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee2c2:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee393{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee393:hover{ color: #7cbc61; }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee393{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee393:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee444{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee444:hover{ color: #7cbc61; }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee444{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61af76e44ee444:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }